em

por Cari Álvarez Torres,

Secretaria General FEUACh

Izquierda Autónoma UACh

Ya se ha escuchado entre pasillos desde hace mas menos un año que en la UACh se cerrará Acústica, cosa que ha sido frenada hasta ahora por que los mism@s estudiantes de la carrera se han movido por cielo mar y tierra para demostrar que esta tiene un relevancia dentro de la comunidad, para demostrar de que es merecedora de sustentar. Veamos, detengámonos ahí…merecedora de sustentar!

 

Desde el año pasado (y desde mucho antes) planteamos desde el movimiento estudiantil, algo que hoy hace mucho sentido “Educación Pública para tod@s”, que en este caso aplica al cuestionarse el por qué es meritorio sustentar carreras en las universidades. Para nosotr@s es en cuanto estas carreras – al igual que la Universidad toda- tengan algo que aportar para el desarrollo equitativo de la sociedad, y por lo tanto de nuestra comunidad. Referente a lo último, también creemos que el mecanismo para que esto ocurra no es la “teoría del chorreo”, es decir entregar a precio huevo el conocimiento a quienes ostentan y acumulan las grandes riquezas en sus proyectos privados, para que con el producto de su riqueza nos llegue algo a nosotros, los que no somos dueños de empresas, pues ha quedado demostrado en estos últimos 20 años que eso solo ha aumentado el nivel de desigualdad del ingreso.

 

Es por ello que de un buen tiempo a esta parte hemos repetido  que la forma es a través de la transferencia directa del conocimiento creado en las universidades puesto a disposición de toda la ciudadanía para solucionar nuestros problemas más profundos, aquellos que afectan a la mayoría de nuestras familias, y en ello todo conocimiento es necesario. Para ser más gráfica daré un ejemplo: Al hacer un edificio no solo se necesita un ingeniero en obras, un arquitecto, obreros, sino también matemática aplicada, matemática que cuesta mucho menos entender si tienes pensamiento lateral, lo cual se logra a través de la música y el arte, por ejemplo, los cuales influyen en la creación del arquitecto, también se necesitan normas y pesquisas sanitarias y vamos sumando áreas del conocimiento mientras más ahondamos en el ejemplo. Este es el prisma de la inteligencia colectiva que nos interesa trasmitir en el sentido de lo público, porque no solo en el discurso queda bien si no que en la práctica, científicamente, ha quedado demostrado que es mucho más funcional la inteligencia de la multitud, que el “iluminismo de tecnócratas” o “expertos”, y eso no se logra si divides las áreas del conocimiento a través de murallas impuestas por el mercado.

 

Que dicen las autoridades

 

Este año en sesión extraordinaria del Consejo Académico, órgano que componen tod@s l@s decan@sde las diferentes Facultades, toda la Rectoría, representantes docentes y uno estudiantil, se aprobó (8 o 9 de mayo, por ahí) que a partir del 2013 se suspenderán matrículas de las carreras de Ingeniería en Alimentos e Ingeniería Forestal, ello respaldado por un supuesto documento que concibe una proyección a partir de datos tomados en 2 años (2 años.., que rigurosidad!). El argumento principal utilizado en dicha sesión es que las carreras tal como están no son rentables y que necesitan una reestructuración para serlo -pongan atención en lo de reestructuración por que se analiza más adelante.

 

Lo más alarmante

 

  • Uno que el criterio en una Universidad que se versa Pública por sus flamantes autoridades, no debiese estar supeditada a la rentabilidad Publica: en el sentido de los bienes comunes. Rentable: lógica mercantil de bienes privados-. Es justamente esta incongruencia, la que muchas autoridades de universidades hoy se niegan a debatir abiertamente, dejando a sus altas cúpulas decidiendo por tod@s y que mantiene a “las bajas capas”, entiéndase estudiantes, académicos contratados o a boleta y funcionarios en constante tensión y repudio.

 

  • Dos, la restructuración pensamos está ligada la Agenda de Desarrollo y Competitividad del CNIC (2010-2020) que fue impuesta por un Consejo tan designado como el Senador Larrain o nuestra flamante Ena – #anoquedesignad@ la agenda (liderado por el conocido “guatón Flores”)- , y que encuentra su aplicación regional en la vinculación Universidad-Empresa, en los siguientes 3 sectores productivos de la región y que por ello también se tiene en la mira la carrera de Turismo y Acústica.

 

1- Industrias Creativas: Acústica

2- Industrias Agroalimentarias; Ingeniería en alimentos

3- Industrias Turismo de intereses especiales: Turismo

 

y Forestal?: para qué? ya está Conservación en Recursos Naturales – deben pensar ellos- que a pesar del esfuerzo de estudiantes por darle otro sentido, la idea es cuidar los arbolitos de Forestal Arauco y seguir secando ríos de pequeños agricultores, contaminando mares con ductos y desmejorando la calidad de vida en San José de la Mariquina y Máfil, por ejemplo.

 

Todo esto bajo la tesis de “progres” directiv@s que aun piensan que solo (solo!) acotando la productividad de la región a 3 sectores productivos las empresas de elite serán “buenitos” con nosotr@s y nos darán más y mejores empleos.

 

La crítica

 

  • La “teoría del chorreo” lleva mucho tiempo aplicándose y es claro que ya no sirvió, asúmanlo! y seamos más creativos, por algo hay una Facultad de Cs. Económicas que esperamos no solo lea a Adam Smith y Milton Friedmann.

 

  • Es algo absolutamente sesgado pensar que solo 3 sectores abrirán más posibilidades laborales. Lo único que ello traerá es que nosotr@s ante la falta de pega hagamos cualquier cosa por un par de lukas para “parar la olla”, lo que se traduce en subempleo, menos paga, precarias condiciones laborales y desmejora en la salud.

 

  • Estas carreras reestructuradas, pensamos, tendrán como misión ligarse al mundo empresarial, entregando la investigación a bajo costo pues los Convenios de Desempeño actuales de la UACh obligan a académicos a hacer si o si investigación en las únicas áreas que el gobierno las financia (CONYCIT no es “neutral” señores!), es decir en estos 3 sectores productivos y con dirección a ciencia aplicada, para quién? Adivinen!…el mismo circulo selectivo de empresas que participan de estos clusters ya mencionados, en donde “el codeo y roce social” hacen maravillas, y el merito es irrelevante. Eso, sin mencionar que la formación de estudiantes de pregrado será según lo que las empresas requieran (revisar Plan Bolonia y enfoque basado en competencias).

 

Lo que debemos hacer

 

Invitamos a Estudiantes, Docent@s y trabajador@s a no pasar por alto que aquí se está decidiendo el rumbo de nuestra universidad, a través de los “representantes” de Facultad (los Decanos) y sin nuestra participación. A superar la mera crítica de café y organizarse (puede ser con café, también), pues Sindicatos, Federaciones de Estudiantes y autoridades pueden y deben pronunciarse.

 

Hacemos el llamado a l@s estudiantes desde las diferentes organizaciones que existen en el mundo estudiantil a cuestionar lo que se nos está entregando en “nombre de la educación” y ver más allá del discurso romántico del “amor a la carrera”, pues ese argumento puede ser genuino, pero es muy fácil de derribar. Los argumentos deben ir en dirección de cuestionarse las políticas que privatizan algo que debe ser de tod@s: EL CONOCIMIENTO.

 

 

 

Print Friendly