A partir del martes 03 de marzo de 2015  en el tribunal de Cañete, Emilio Berkhoff deberá presentarse nuevamente en los Tribunales de Justicia para hacer frente a las acusaciones que tanto el Gobierno como las Forestales Mininco, Volterra y Arauco  han levantado en su contra. Está imputado por los delitos de incendio, robo con intimidación y porte ilegal de arma de fuego y municiones en la provincia de Arauco.

Emilio 2

Comunicado público.

Los familiares y amigos de Emilio Berkhoff, comunicamos a la opinión pública nacional e internacional lo siguiente:

A partir del 2 de febrero del año 2012, Emilio ha sido objeto de una persecución político, judicial y mediática, que lo mantuvo en la cárcel durante 14 meses. La fiscalía en conjunto a la administración Piñera-Chadwick, presionados por las empresas forestales más poderosas de chile (Arauco, Mininco y Volterra), configuraron una causa judicial que engloba 10 delitos contra Emilio, todos vinculados a la lucha Mapuche, en tanto habrían sido acciones de sabotaje contra las mencionadas empresas. Es así como con la prisión de Emilio y el ataque mediático del cual fue objeto, se buscaba frenar la lucha Mapuche, el apoyo y simpatía que esta genera. También apuntando a la tesis de infiltrados en las comunidades que serían los violentistas, pretendiendo así tapar la realidad ineludible del conflicto entre las forestales y las comunidades, en donde la empresa concentra la tenencia de la tierra y la destruye con el monocultivo de pino y eucaliptus, y las comunidades que luchan por recuperar el territorio expoliado.

La prueba existente contra Emilio tras 3 años de investigación, más allanamientos y cárcel, no es más que las declaraciones de 14 testigos protegidos, de quienes poco y nada se sabe. La defensa durante el periodo de investigación logro que el tribunal ordenara dar la identidad de los testigos protegidos, frente a lo cual la fiscalía decidió no llevarlos a juicio, argumentando salvaguardar la integridad de estos. Cuando claramente solo busca esconder su montaje. Contundentes fueron los fallos de la corte suprema y tribunal constitucional con respecto al uso de los testigos protegidos. No obstante la fiscalía logra introducir para el juicio los P.D.I que tomaron las declaraciones de los testigos protegidos. Es decir los policías hablaran de lo que escucharon, así introducen las declaraciones de los testigos protegidos de manera encubierta e indirecta.

Con esto lo que queda en entre dicho son las garantías reales para un juicio justo y debido proceso. En tanto que las bases mínimas para esto han sido vulneradas con pruebas espurias e incontrastables para la defensa, como son las declaraciones de los testigos protegidos cuyas identidades y motivaciones jamás conoceremos.

Frente a todo lo mencionado es que hacemos un llamado a la gente mapuche y no mapuche, consiente y solidaria, a acompañar a Emilio en este juicio político que se desarrollara en su contra. Así exigiremos un debido proceso y juicio justo.

Juicio Justo.
No más testigos protegidos.
Libertad a los presos políticos Mapuche.
weuwaiñ.

Familiares y amigos de Emilio Berkhoff.

Leer además:

El caso de Emilio Berkhoff deja al desnudo la existencia de persecución política en Chile

 

 

Print Friendly