(Panguipulli/Puelche Comunicaciones)  

Durante el miércoles de la semana pasada, Isabel Catripán fue testigo de como vehiculos subieron al sector de Mili Mili en las cercanías del Parque Nacional Villarrica, reconociendo a funcionarios de CONAF y que junto a otros funcionarios de gobierno procedieron a pegar carteles- en construcciones realizadas por su comunidad Felipe Caripán- con el logo de la SEREMI de Bienes Nacionales de la Región de Los Ríos y que decían: PROPIEDAD FISCAL PROHIBIDO EL INGRESO.

Las construciones realizadas durante la última década, se encuentran en un terreno de menos de una hectárea y que según una sentencia judicial le pertenecerían al Estado de Chile, siempre y cuando la CONADI desarrollara un estudio y un informe topográfico que delimitara la propiedad ancestral de la comunidad Felipe Caripán. Este informe hasta la fecha no ha sido realizado, por lo que las acciones administrativas de la SEREMI de Bienes Nacionales estarían jfuera de lugar.

Pero más allá de los antecedentes jurídicos, el despliegue realizado por funcionarios del Estado es realizado por menos de una hectárea. El parque nacional Villarrica tiene en su totalidad 63 mil hectáreas, por lo que la superficie en cuestión es de menos de el 0,00001%.

Veamos la denuncia comunitaria realizada en el siguiente video:

Ver fotografías en facebook:  Traitraico: Denuncian acciones arbitrarias de Bienes Nacionales

Un largo camino judicial

La superposición de escrituras de venta de tierras indígenas se debe a que tras el proceso hijuelización realizado en la década del 80 y en plena dictadura, las tierras reconocidas como comunitaria indígenas fueron subdivididas individualmente y se produjo el inicio de un nuevo proceso de despojo que permitió el desarrollo de un mercado y especulación de tierras en la comuna de Panguipulli.

En el año 2009 el fisco pretendía apropiarse inscribiendo en el Conservador de Bienes Raíces de Panguipulli la superficie total para el Parque Nacional Villarrica, incluidas tierras ocupadas ancestralmente por Caripan, los que argumentaban que la propiedad pertenecía a Bienes Nacionales administrado por Conaf: El fisco se querella en contra del lonko Caripan, por usurpación y robo de maderas en el juzgado de letras de Panguipulli, además de restitución de tierras afirmando que les pertenencia, pero el lonko poseía en su poder un titulo de merced en su favor del año 1913, concedido a su abuelo Felipe Caripán por el propio Estado Chileno. El juicio se traslado a Valdivia, en calidad de imputado el lonko Caripan fue citado en el 2º Juzgado Civil de Valdivia, y por no encontrase pruebas fehacientes en su contra, salió absuelto el 10 de enero del año 2013.

No conforme, el fisco apela ante la Corte de Apelaciones de Valdivia. El 14 de marzo de 2013 con la colaboración de la estudiante de derecho Elisa Hernández, la postulante en práctica de la Corporación de Asistencia Judicial de Valdivia, doña Graciela Cohn, en la 1ª sala de la corte de apelaciones de Valdivia, alegó en favor del lonko, en donde nuevamente se revoca la medida interpuesta en su contra, se declara inadmisible, la sentencia del procedimiento de tasación.

El 26 de junio de 2013 en el juicio que se da lugar en la 3ª sala de la Corte Suprema, ante el ministro subrogante Carlos Cerda, y los abogados defensores Alfredo Prieto y María Eugenia Sandoval, se establece la inadmisibilidad de la sentencia de tasación de los Tribunales de Valdivia. Esta sentencia da razón del uso de la propiedad ancestral, de modo que, a partir de esta fecha en adelante el lonko Genaro Florencio Caripan Curilem, pasa administrar definitivamente la totalidad de 615 hectáreas de tierras que jamás abandonó.

Luego de este fallo, el consejo de Defensa del Estado recurrió a tribunales mediante una querella restitutoria por  menos de 1 hectárea (4038 mts cuadrados) la cual le fue favorable. Es en este terreno e inmuebles que la Seremi de Bienes Nacionales  colocaron carteles con el aviso “Propiedad Fiscal. Prohibido el Ingreso”, sin que aun esten resueltos los deslindes ya que existe una demarcación topografica pendiente que debe realizar la CONADI.

Las reacciones comunitarias y juridicas

El puelche conversó un día despues de las acciones administrativas de Bienes Nacionales y Conaf, con el Lonko Genaro y su hija Isabel respecto a la situación de ver sus casas y bodegas marcadas como propiedad fiscal.

Claramente nos encontramos que las acciones administrativas desarrolladas por Bienes Nacionales, podrían traducirse como un “desquite” del Fisco ante el ejercicio de derechos constantes que ha realizado esta comunidad mapuche ante los tribunales de justicia; siguiendo los intrincados caminos legales expuestos por un Estado, que mediante una guerra y leyes de colonización, usurpó tierras ancestrales al pueblo mapuche desde el río Bío Bío al sur. Conversamos con la abogada Viviana Soto quien nos explicó los antecedentes juridicos y las acciones que puede desarrolar la comunidad Felipe Caripan.


La situacion desarrollado por la SEREMI de Bienes Nacionales, responde  a la naturaleza de un Estado cuyas instituciones no dialogan ni desarrollan las acciones ordenadas por tribunales, que a riesgo de pisarse la cola y dar multiples volteretas jurídicas y administrativas, deniega  lo que por derecho le pertenece a la Comunidad Felipe Caripán y al pueblo mapuche.

Cabe destacar que la Comunidad Felipe Caripán no es la primera vez que sufre presiones y agresiones por defender sus derechos.  En otra oportunidad sufrió la destrucción de una ruca por parte de particulares en un terreno con acceso al lago Calafquen y además de amenazas de muerte y disparos por ejercer sus derechos tradicionales. Ver panguipulli-traitraico-vuelve-el-despojo-territorial-a-tierras-mapuche/

Print Friendly