por por Alejandro Cárdenas. Coyhaique, región de Aysén. 26 de septiembre de 2017.

En la plaza pentagonal de la ciudad de Coyhaique alrededor de treinta personas acogieron el llamado autoconvocado de jóvenes, estudiantes, trabajadores y trabajadoras, personas de a pie, para solidarizarse con los Presos Políticos Mapuche en huelga de hambre y con el Wallmapu ante la alarmante arremetida de criminalizaciones generadas por el gobierno Bachelet en la denominada “Operación Huracán”.

Al ritmo de timbas y redoblantes el encuentro inicio con la lectura de un comunicado público que recoge palabras del Wallmapu en solidaridad con los Presos Políticos Mapuche en huelga de hambre, así como información relevante sobre su delicado estado de salud.

Cristian Vera uno de los jóvenes gestores de la iniciativa, dando lectura del comunicado enfatizó que “desde la región de Aysén hacemos un duro y fuerte llamado de atención a la clase política chilena y en particular al gobierno de Michel Bachelet a no seguir con la arrogancia de ignorar la vida de estos comuneros y dejarlos morir como si ellos no importaran”.

A su vez durante la actividad se compartió información atingente al estado de salud del machi Celestino Córdova, por quien se está gestando una actividad solidaria en Coyhaique para recaudar recursos económicos en favor de él y de su familia. Así mismo se socializó en la actividad el actual proceso de búsqueda de justicia a un año de la muerte de Macarena Valdés Muñoz en el territorio de Tranguil, comuna de Panguipulli.

La comunidad estudiantil también tejió palabras durante la actividad. Joaquín Mancilla, vocero de la Federación de Estudiantes Secundarios de Aysén manifestó que “nos falta tener la capacidad de poder comprender al pueblo Mapuche, entender que sus demandas son totalmente relevantes para todos nosotros; es el mismo estado el genocida, el que está reprimiendo, reprimió en la dictadura así como ha reprimido ahora”. Añadió que “eso es algo que no podemos aceptar y no podemos seguir con los brazos cruzados con respecto a todo lo que está pasando en el Wallmapu”.

Aunque no se presentaron agresiones por parte de los organismos policiales durante la actividad social, los manifestantes expresaron que además de uniformados observando a distancia, se encontraban agentes de civil registrando fotográficamente la actividad.

 

Print Friendly