Bajo una intensa lluvia más de 400 profesoras y profesores provenientes de sectores rurales y urbanos de la comuna de Panguipulli marcharon por la defensa de la Educación Pública este jueves 6 de junio de 2019. Un río de paraguas multicolores , acompañada de una bandita musical que no dejó de tocar en ningún momento, inundó las calles de esta ciudad ubicada en el norte de la provincia de Valdivia, en la Región de Los Ríos.

El puelche.cl conversó con Guido Hoffman, primer director del Colegio de Profesores de la Comuna de Panguipulli, quien explico los alcances de esta movilización en punto de prensa realizado en el frontis de la Escuela María Alvarado Garay, al finalizar la Marcha por la Defensa de la Educación Pública realizada el 6 de junio de 2019.


Una de las demandas centrales es el no respeto de acuerdos que se refieren al bono de retiro de profesores que están cerca de su jubilación, lo que los obliga a seguir en los establecimientos educacionales, en una suerte de encrucijada anhelando su merecida jubilación ante tanta entrega y sacrificio. 


Los profesores y profesoras trabajan mas de diez horas diarias y muchas veces no tan solo llevan trabajo docente a sus casas, sino que el agobio de una burocracia educativa más preocupada en los resultados estadísticos y medibles, que en los procesos de formación de seres humanos libres, solidarios y con un pensamiento crítico para aportar a la construcción de una sociedad más justa.
Que decir de las condiciones de los establecimientos, donde a pesar de las carencias materiales y de infraestructura, las profesoras y profesores, construyen desde la nada espacios creativos para la enseñanza de nuestras niñas y niños. 
“Tiene mas grandeza educar un niño, que gobernar un estado” dice un mural en el pabellon docente de la UACh, claramente el actual gobierno, al igual que en otras temáticas, no sabe interpretar la realidad porque no la conoce, y determina cambios curriculares y medidas arbitrarias sin la participación de las profesoras y profesores de este país.


La lucha docente por la defensa de la educación pública esta recién empezando, y en Panguipulli ni la lluvia, el viento ni el frío la detienen. Parece que la dignidad se esta haciendo costumbre en este pueblo con vista a la cordillera.

Print Friendly